5 nutrientes clave para la belleza de la piel

5 nutrientes clave para la belleza de la piel

Para lograr una piel radiante es indispensable incorporar a nuestra dieta aquellos nutrientes capaces de ayudar al organismo a restaurar sus tejidos, generar células cutáneas y combatir los radicales libres para prevenir el envejecimiento prematuro.
Te contamos cuáles son los principales encargados de estas tareas y en qué alimentos podemos encontrarlos:

Vitamina A: ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas; por este motivo suele ser el ingrediente esencial de muchas cremas corporales y faciales. Podemos incorporarla a través de los alimentos de origen animal, como el hígado, las grasas lácteas o el huevo. El beta-caroteno, precursor de la vitamina A en el organismo, es abundante en las verduras de hoja verde y de coloración rojo-anaranjado-amarillento (como la zanahoria, la calabaza o el tomate) y en ciertas frutas (entre ellas: las cerezas y el melón).

Vitamina C: es necesaria para el crecimiento y reparación de los tejidos. Además, es un potente antioxidante y mejora la producción de colágeno, una proteína que mantiene la piel tersa y sin arrugas, por eso no sorprende que se la utilice como componente de las cremas antiage.
El organismo también la utiliza en la formación de proteínas importantes que se usan para producir piel, tendones, ligamentos, vasos sanguíneos, sanar heridas, reparar y mantener los cartílagos, huesos y dientes. Una excelente fuente son los cítricos, los kiwis, las frutillas y los pimientos.

Ácidos grasos esenciales: el omega 6 ayuda a tratar problemas de la piel como la resequedad, el acné o la dermatitis. Lo podemos obtener a través del consumo de aceites vegetales, frutos secos, semillas y palta.

Vitamina E: actúa evitando la acumulación de radicales libres (acción antioxidante), que en verano aumentan por la acción de los rayos solares y provocan las denominadas "manchas de envejecimiento".
Los alimentos con mayor concentración de esta vitamina incluyen: el aceite de soja, los cereales integrales, el aceite de oliva virgen, los vegetales de hoja verde y los frutos secos.

Zinc: este mineral es uno de los básicos para mantener la piel en condiciones óptimas y saludables. Casi todos los trastornos y afecciones de la piel, cabello y uñas mejoran notablemente cuando sus niveles son los apropiados. Además, previene la formación de radicales libres e interviene en la absorción de la vitamina E. ¿Dónde lo encontramos?:  en el germen de trigo, los cereales integrales, las semillas y la harina de soja.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.