Antioxidantes: la clave para retrasar el envejecimiento de la piel

Antioxidantes: la clave para retrasar el envejecimiento de la piel

Un antioxidante es una molécula capaz de bloquear los radicales libres, o sea, las sustancias que provocan la oxidación de la piel.

Los radicales libres se generan en nuestra piel de forma natural con su propia acción metabólica y de forma excepcional e intensa cuando sobre ella incide la radiación ultravioleta del sol, el humo del tabaco o la contaminación. A este proceso se lo conoce como estrés oxidativo de la piel y sus manifestaciones más comunes incluyen: manchas, líneas de expresión y arrugas prematuras, pérdida de elasticidad, aspecto carente de brillo y pigmentación irregular.

Para evitar que las arrugas  comiencen a marcarse de forma anticipada, la mejor alternativa es cuidar nuestra piel con cremas antiage que incluyan antioxidantes en sus fórmulas, como las Vitaminas A, C y E. Así, lograremos una mejora de la apariencia de las arrugas finas y las líneas de expresión, ya que estos componentes intervienen contra el daño ocasionado por factores ambientales, neutralizando la acción de los radicales libres y contribuyendo a revertir el envejecimiento prematuro de la piel.

La Vitamina A ayuda al crecimiento y reparación de los tejidos del cuerpo, y a mantener la piel suave, flexible y sana. Y además de ser parte de las fórmulas de algunos tratamientos antiage, podemos incorporarla mediante el consumo de leche, carnes rojas, zanahorias y espinacas.

La Vitamina C es fundamental para la formación de colágeno, una de las sustancias imprescindibles para que la piel mantenga su tonicidad. Está presente en grandes cantidades en cítricos como el limón, la naranja y los kiwis.

La Vitamina E también es esencial ya que contribuye a retardar el envejecimiento celular. También podemos incorporarla a nuestra dieta, a través de alimentos como la zanahoria, los tomates, las espinacas y los espárragos.

Por último, debemos tener en cuenta que los tratamientos para evitar el envejecimiento de la piel deben ser mantenidos en el tiempo para poder apreciar sus efectos. Por lo general, podremos  evaluar los beneficios de nuestra crema antiage al cabo de 4 semanas.

 

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.