Beneficios del verano para la piel

Beneficios del verano para la piel

El verano ya llegó! Y con él, suben las temperaturas y el sol se convierte en nuestro acompañante durante varias horas del día. Su presencia se refleja en el estado anímico, ya que sus rayos producen sensación de bienestar, vitalidad y energía. Pero además, durante la época estival, también podemos observar beneficios en nuestra piel.

Esto se debe a que durante el verano, los rayos del sol estimulan la circulación sanguínea, influyen de forma positiva en el metabolismo y ayudan a mejorar la respiración y la producción de hormonas. Además, al tomar sol (siempre que sea con el cuidado apropiado y con moderación) ayudamos a fortalecer nuestro sistema inmunológico, disminuimos la presión arterial y los niveles de colesterol.

A través de la exposición de la piel a la luz solar, el cuerpo puede sintetizar vitamina D, necesaria para la formación y reparación ósea. El sol también influye sobre el humor y la sensación de bienestar: los rayos del sol favorecen la producción de serotonina, una hormona que sirve para alegrar el ánimo, promover la vitalidad y el bienestar emocional y ayudar a entrar en un estado de relajación.

Sin embargo, es importante recordar que la piel también puede verse afectada por algunos  cambios provocados por el aumento de la radiación solar. Por eso, requiere de cuidados específicos fundamentales para evitar sufrir quemaduras y acelerar su envejecimiento prematuro.

Para proteger nuestra piel del sol es indispensable el uso diario de protectores solares. En la actualidad existen opciones de textura ultra liviana, que evitan la incomodidad de la sensación grasosa sobre la piel. También es importante que el producto que elijamos cuente con filtros solares de amplio espectro, sea hipoalergénico y resistente al agua.

Otras medidas a tener en cuenta para el cuidado de la piel incluyen el uso de lentes de sol con protección UV, de sombreros de ala y ropa de colores claros. Por último, es fundamental evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas, cuando la acción de los rayos solares es mucho más directa.

 

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.