Características y cuidados que requiere la piel de las manos

Características y cuidados que requiere la piel de las manos

 

Nuestras manos son herramientas que nos ayudan a realizar infinidad de tareas. Pero sus múltiples funciones las exponen a un contacto constante con elementos que pueden deteriorar su  piel.

Esta zona de nuestra piel tiene características que la distinguen notablemente de la del resto del cuerpo, pero además existe una completa diferencia entre la piel de las palmas y la del dorso:

La piel de las palmas posee una capa córnea gruesa y robusta, es rica en tejido adiposo insensible a la presión, carece de folículos y de glándulas sebáceas, pero tiene una gran densidad de glándulas sudoríparas.

Por su parte, la piel del dorso de las manos casi no tiene tejido adiposo y es especialmente delgada. Pero además, tiene escasos  folículos pilosos, a partir de los cuales crece el pelo y muy pocas glándulas sebáceas. Estas glándulas son las responsables de la producción de sebo, que provee a la piel de lípidos y algunos de sus componentes fijadores de humedad.

Por ende, las manos poseen menos lípidos y son menos capaces de fijar humedad que otras partes del cuerpo. Y en consecuencia, son más vulnerables a la deshidratación y a resecarse rápidamente.

Por este motivo, es necesario mantenerlas bien hidratadas. Para ello se recomienda evitar lavarlas excesivamente y utilizar agua tibia o fría al hacerlo, para no resecarla.
Además, es fundamental rehidratarlas utilizando cremas  con Vitamina A , que ayuden a restablecer su elasticidad, tersura y luminosidad.

De esta manera lograremos cuidarlas, mejorando su apariencia y evitando su envejecimiento prematuro.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.