Claves para prevenir el envejecimiento prematuro

Claves para prevenir el envejecimiento prematuro

 

El envejecimiento es un proceso natural que no puede ser evitado. Sin embargo, las opciones de estilo de vida que elegimos pueden favorecer la disminución de los signos del envejecimiento cutáneo en general.

Existe una gran cantidad de factores externos que desencadenan la liberación de radicales libres en el organismo, generando un proceso conocido como estrés oxidativo. Los radicales libres dañan las células cutáneas y aceleran los signos visibles de envejecimiento: arrugas, pérdida de densidad, luminosidad y volumen. A continuación te contamos qué factores evitar para prevenir el envejecimiento:

Exposición al sol sin protección

La exposición al sol sin protector solar desencadena un proceso denominado fotoenvejecimiento, causado por el estrés oxidativo. El 80% del envejecimiento prematuro de la piel es consecuencia de los efectos de los rayos UV. Por este motivo es importante utilizar protector incluso durante el invierno.

Tabaquismo

Los productos químicos y la nicotina contenidos en los cigarrillos desencadenan el estrés oxidativo de modo similar a la contaminación. Dejar de fumar es fundamental para lograr un retraso del envejecimiento de la piel.

Falta de cuidados cutáneos

Dado que el envejecimiento de la piel en general comienza a partir de los 25 años de edad, deben darse pasos preventivos lo antes posible para atenuar el proceso y prevenir daños futuros. Cuidar la piel ayuda a retrasar los signos de su envejecimiento. Las cremas antiage están pensadas para proteger la piel contra los efectos del estrés oxidativo y reforzar sus defensas naturales.

Alimentación

Una dieta con abundantes frutas y verduras frescas es rica en antioxidantes y micronutrientes. Los antioxidantes son moléculas que poseen la capacidad de neutralizar los radicales libres. Un cambio en la dieta que incluya una mayor cantidad de estos alimentos clave puede contribuir a retrasar no sólo el envejecimiento inducido por el estrés oxidativo externo, sino también las causas intrínsecas o internas del envejecimiento cutáneo en general.

Ahora que conocemos los grandes causantes del envejecimiento cutáneo, solo queda poner manos a la obra para evitarlos. Así, lograremos lucir una piel radiante y saludable todos los días.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.