¿Cuántos tipos de rayos solares existen?

¿Cuántos tipos de rayos solares existen?

Las mujeres adoramos esta época del año porque nos permite disfrutar de los días y lucir nuestros mejores atuendos bajo los rayos del sol. Ya sea dando una caminata por la playa, paseando a nuestra mascota por el parque, haciendo un picnic con amigas o tomando mate en el balcón de nuestra casa, no hay nada más lindo que los días soleados.

Y es que el sol nos llena de energía positiva, nos levanta el ánimo, es beneficioso para la salud de nuestros huesos y nos da una vitalidad que nos hace sentir maravillosas. Pero para poder disfrutar de todo los bueno del sol, es necesario que conozcamos cómo proteger a nuestra piel de los rayos UV para evitar la aparición de manchas y envejecimiento prematuro.

Existen 3 tipos de rayos UV:

Rayos UVC: son rayos de longitud de onda corta y pueden resultar muy agresivos. Por suerte, son absorbidos por las capas altas de la atmósfera y retenidos antes de traspasarlas, por eso lo que no llegan a afectar nuestra piel.

Rayos UVB: son rayos de longitud de onda media y tienen la capacidad de traspasar las primeras capas de la atmósfera, pero luego son bloqueados (aunque no por completo) por la nubosidad. Estos rayos caen con mayor intensidad entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando –ante un exceso de exposición- pueden penetrar la capa superior de nuestra piel, generando quemaduras o ampollas.

Rayos UVA: estos rayos tienen longitud de onda larga y no son filtrados por la capa de ozono (de ahí el peligro de su disminución). A diferencia de los UVB, no son filtrados por las nubes y están presentes durante todo el  año. Los UVA tienen la capacidad de penetrar las capas profundas de nuestra piel y activar la producción de melanina, por los que son los que generan el bronceado. Así como con los UVB, debemos tomar precauciones con estos rayos, ya que al penetrar la piel pueden destruir el colágeno que le provee elasticidad y provocar arrugas prematuras y manchas.

La mejor manera de proteger a nuestra piel de los efectos no deseados de los rayos UVA y UVB es utilizando protector solar todos los días. De esta manera, lograremos garantizar que permanezca joven y radiante por mucho más tiempo.

 

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.