¿Qué diferencia a las cremas hidratantes de las nutritivas? 

¿Qué diferencia a las cremas hidratantes de las nutritivas? 

 

Para lograr un cuidado óptimo de la piel del rostro es necesario tener en cuenta varios factores, ya que no todas las pieles son iguales (las hay normales, secas, mixtas o grasas) y a medida que pasan los años podemos necesitar una hidratación distinta.

Las cremas hidratantes y nutritivas tienen características específicas que conviene conocer si queremos usarlas correctamente y aprovechar al máximo sus beneficios para nuestra piel.

Las cremas hidratantes son aquellas que aportan un extra de agua a la piel, permitiendo que ésta recupere la hidratación que puede ir perdiendo durante el día y evitando que se reseque con tanta facilidad. Sus fórmulas suelen incluir filtros solares y Ácido Hialurónico, y están diseñadas para formar una especie de película protectora que sirve para proteger  completamente a la piel de los factores ambientales como el sol, el frío o el viento.

Por eso se recomienda utilizar las cremas hidratantes durante el día, preferiblemente, justo antes de salir de casa para que su protección surta efecto.

A diferencia de las hidratantes, las cremas nutritivas se suelen aplicar por la noche, ya que su principal cometido es el de regenerar y renovar la piel por completo mientras descansamos. Este tipo de cremas aportan lípidos a la piel que  permiten la regeneración celular de la misma, algo esencial para prevenir el envejecimiento y la formación de arrugas. Su uso se recomienda especialmente en aquellas personas con pieles secas o mixtas.

La mejor manera de cuidar la piel del rostro es combinando la protección que brindan las cremas hidratantes durante el día, con el poder regenerativo de las nutritivas por las noches. Esta combinación hará que nuestra piel luzca descansada, hidratada y luminosa por mucho más tiempo.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.