Hidratá tu piel seca en 5 pasos

Hidratá tu piel seca en 5 pasos

 

La denominada zona T del rostro, compuesta por la frente, la nariz y el mentón es rica en glándulas sebáceas. Pero en las pieles secas, las glándulas sebáceas que allí se ubican producen menos cantidad de sebo, lo que las vuelve mucho más propensas a resecarse y, eventualmente, mostrar señales prematuras de envejecimiento. 

Si a esto se suman los factores climáticos, la contaminación y el constante cambio de un ambiente calefaccionado al exterior que se produce durante las temporadas frías, este tipo de pieles puede resecarse notablemente, generando sensación de tirantez, incomodidad y hasta picazón. Por suerte, existen formas fáciles de devolverle la hidratación que necesita:  

1 Limpieza diaria

Los poros del rostro pueden obstruirse por la acumulación de células cutáneas y de residuos en el día a día. Si esta capa no se elimina mediante una buena limpieza facial, puede dar paso a la presencia de puntos negros y acné. Así que cada mañana y cada noche antes de acostarse es importante remover las impurezas antes de aplicar nuestra crema antiarrugas preferida.

2 No abusar del maquillaje

Muchos cosméticos contienen sustancias que resecan la piel y pueden llegar a producir alergias. Por eso es recomendable utilizar maquillaje liviano durante el día y dejar los polvos y las sombras para ocasiones especiales. Además, es fundamental no acostarse sin removerlo y, al hacerlo, utilizar movimientos suaves y productos que no contengan alcohol para no irritar ni resecar aún más la piel.

3 Tener hábitos saludables

El alcohol y el cigarrillo no solo resecan la piel sino que favorecen la aparición de radicales libres que a su vez aceleran el envejecimiento de la piel. Además, para evitar la resequedad es fundamental llevar una dieta balanceada, rica en frutas y verduras, que ayudará a nutrir la piel desde el interior.

4 Protegerse del sol

Los rayos UV también son grandes responsables de la resequedad de la piel. Por eso es necesario protegerla de ellos utilizando protector solar todos los días, incluso cuando está nublado. De esta manera no solo lograremos que la piel no se reseque tan fácilmente sino que evitaremos la aparición de manchas y arrugas prematuras.

5 Hidratar 2 veces al día

Así como la limpieza, la hidratación es indispensable tanto al despertar como antes de acostarnos. Es importante utilizar cremas antiarrugas con componentes como el Ácido Hialurónico, que se destaca por su gran capacidad para atraer y retener el agua, aportando grandes dosis de hidratación a la piel, además de darle un aspecto más terso y ayudar a rellenar las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

¿Lista para devolverle a tu piel la hidratación que se merece?

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.